Un medicamento genérico es aquel que tiene exactamente el mismo ingrediente activo que el medicamento de marca y produce el mismo efecto terapéutico. Lo mismo ocurre con la dosificación, la seguridad, la fuerza, la calidad, la forma en que funciona, la forma en que se toma y la forma en que debe utilizarse. Los medicamentos genéricos no necesitan contener los mismos ingredientes inactivos que el producto de marca.

Los medicamentos genéricos suelen ser mucho menos costosos que los medicamentos de marca una vez que llegan al mercado.

A continuación, te dejamos algunas preguntas frecuentes sobre éstos fármacos y sus repuestas:

¿Son los medicamentos genéricos tan seguros como los medicamentos de marca?

Sí. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) debe primero aprobar todos los medicamentos genéricos. La FDA exige que los medicamentos genéricos sean tan altos en calidad, y tan fuertes, puros y estables como los medicamentos de marca. Los medicamentos genéricos usan los mismos ingredientes activos que los medicamentos de marca y funcionan de la misma manera. Tienen los mismos riesgos y los mismos beneficios que los medicamentos de marca.

¿Son los medicamentos genéricos siempre más baratos?

Generalmente. Sin embargo, cuando un medicamento genérico es aprobado y comercializado por primera vez, los costos pueden permanecer altos (aunque menos que el medicamento de marca) durante 6 meses debido a que la FDA otorgará al primer fabricante genérico un “período de exclusividad de 180 días”.

¿Cada medicamento de marca tiene un medicamento genérico?

No. Los nuevos fármacos se desarrollan bajo protección de patentes, y la mayoría de las patentes de fármacos están protegidas durante 20 años después de la presentación a la FDA. Sin embargo, puede tomar muchos años investigar y sacar el medicamento de marca al mercado. Cuando la patente se acerca a la expiración, otras compañías farmacéuticas aplican a la FDA para su aprobación para comenzar a vender la versión genérica de la droga.