Sí, es la respuesta y una decisión a veces un poco pensante, sobre tomar medicamentos genéricos, estos deben demostrar que son bioequivalentes al original.

¿Y cómo funcionan los bioequivalentes?

Lanzan el mismo ingrediente activo en el torrente sanguíneo durante exactamente el mismo período de tiempo, en otras palabras, funcionan exactamente igual que el original en todos los sentidos.

La regulación y seguridad de los medicamentos genéricos es tan rigurosa como los medicamentos de marca y es igual de difícil.

Los medicamentos genéricos se fabrican exactamente de la misma manera que la alternativa de marca y las instalaciones en las que se producen deben cumplir exactamente las mismas normas y regulaciones.

De hecho, el 50% de los medicamentos genéricos son producidos por compañías que también producen productos de marca.

Los medicamentos genéricos se ven diferentes a las versiones de marca porque el aspecto de la píldora de marca a menudo está patentado, por lo que la versión genérica aunque contiene exactamente el mismo ingrediente activo difiere en los componentes no activos para que el medicamento se vea diferente.

 

La gran mayoría de los medicamentos recetados son de marca

Hable con su médico sobre el medicamento que le recetan si tiene alguna inquietud. Deben poder darle consejos precisos del medicamento, sus efectos y efectos secundarios; lo importante es estar informado.

Los medicamentos genéricos son más baratos que el original, por lo tanto, reduzca significativamente las facturas médicas. En ocasiones, especialmente si se trata de un medicamento nuevo, no habrá disponible una versión genérica. Por el uso de derechos de patentes.