Este artículo es sobre consejos sobre cómo determinar qué farmacias en línea en los EE. UU. Son legales y cuáles no. La abundancia de farmacias basadas en Internet está dificultando a los consumidores distinguir entre los dos, y ha arrojado una sombra de duda sobre las personas que están pensando comprar recetas en línea, pero son demasiado escépticas para hacerlo. Este artículo brinda consejos útiles sobre cómo elegir la farmacia en línea correcta.

Si se siente escéptico sobre la compra de medicamentos recetados a través de Internet, tenga la tranquilidad de saber que no está solo. Muchas personas tienen dudas al confiar su información y su dinero a las farmacias en la web debido a las noticias de farmacias ilegales en línea que victimizan a los clientes. Pero hay farmacias en línea en los EE. UU. Que están llevando a cabo una operación legal y honesta y sería injusto que se generalicen solo por unas pocas compañías anómalas.

Entonces, ¿Cómo pueden los consumidores distinguir entre una buena droguería de Internet y una mala? Siga leyendo para conocer algunos consejos útiles para garantizar la seguridad de sus transacciones en línea.

Busque un sitio web de farmacias en línea que muestre información de contacto completa y precisa. Busque números de teléfono gratuitos que pueda usar para comunicarse con ellos cuando tenga alguna pregunta o una dirección física completa para asegurarse de que la empresa tenga una oficina central a la que le informe. No se conforme con solo una dirección de correo electrónico o una dirección imprecisa.

Opte por las farmacias de Internet que se encuentran en los Estados Unidos. Por el momento, la importación de medicamentos recetados de sitios web de farmacias en línea cuyas sedes residen fuera del condado es ilegal en la mayoría de los estados.

Elija farmacias basadas en la web que estén afiliadas o una extensión basada en Internet de una conocida cadena de farmacias. Busque farmacias en línea baratas que estén conectadas a una importante cadena de farmacias. Asegúrese de seguir los mismos procedimientos para el procesamiento, manejo y envío de medicamentos con receta que las farmacias con base en tierra.

Opte por una farmacia basada en la web debidamente acreditada y acreditada. Visite el sitio web oficial de la Asociación Nacional de Juntas de Farmacia (NABP) para encontrar una lista actualizada de las compañías acreditadas de farmacias en línea que han superado los estándares establecidos por la NABP junto con las juntas locales de farmacia de los diferentes estados.

Vaya con una farmacia basada en Internet que le pida una receta antes de venderle medicamentos. Las farmacias en línea teóricamente funcionan igual que las farmacias con base en tierra, un cliente tiene que mostrar su nota de prescripción antes de que el farmacéutico complete el pedido. Y por ley, es ilegal dispensar medicamentos recetados sin una nota de Rx adecuada en los Estados Unidos.

Busque farmacias en línea que ofrezcan acceso a un farmacéutico con licencia. Esto es para asegurar que la compañía comprenda la necesidad del cliente de hablar con alguien con autoridad en caso de que haya preguntas o inquietudes con respecto a los medicamentos.

Farmacia por internet

Lea y comprenda las políticas de la compañía farmacéutica basada en la web con respecto a su privacidad y seguridad. Esta es una preocupación importante que debe tenerse en cuenta ya que la mayoría de las farmacias de Internet requieren que los consumidores envíen información personal y financiera para el archivo del historial médico y para el pago. Debería poder ver las medidas de protección de la empresa para toda la información que le ha confiado.

Confíe en su sentido común. Si sus instintos le dicen que un sitio web de farmacia en línea podría ser un engaño, verifique la reputación de la compañía. Si no puede encontrar nada acerca de la compañía, repórtelo a la junta local de farmacias para que se tomen medidas para liberar Internet de compañías oportunistas como esa.